Wicca para principiantes: Ejercicios de manipulación de la energía con cristales

Ejercicios energéticos

Para lanzar un círculo, practicar la magia y realizar una serie de otras actividades espirituales en las religiones paganas o en la brujería, necesitarás aprender a manipular la energía.Tienes que aprender a sentirla, elevarla y proyectarla.

Puede ser difícil para el principiante. Puesto que no hay una forma fácil de medirla, puedes preguntarte si lo estás haciendo ‘bien’. Éste es uno de los casos en los que la práctica hace la perfección. Prueba estos ejercicios con cristales para aprender a conseguir y mejorar esta habilidad en particular.

wicca para principiantes ejercicios de manipulacion de la energia con cristales - Wicca para principiantes: Ejercicios de manipulación de la energía con cristales

Estos ejercicios están pensados para realizarlos por etapas. La primera etapa puede durar tan poco como unos días o tanto como unas semanas. A medida que sientas que vas cogiendo el Cuando sientas que estás dominando una fase, puedes pasar a la siguiente. Pero no te precipites,, tómate tu tiempo.

La manipulación de la energía requiere práctica

Cristales de cuarzo transparente

Para estos ejercicios, necesitarás varios cristales de cuarzo transparente,. cuarzo. Los cuarzos son ideales para estos ejercicios. Por un lado, la mayoría de los cristales ya están imbuidos de ciertas propiedades naturales que los hacen ideales para ciertos usos, ya sea para atraer la prosperidad o para alejar algo negativo. Los cuarzos son únicos en el sentido de que’son esencialmente ‘ jarrones vacíos’. No son portadores de una energía específica; son bastante neutros por sí mismos. Lo que hacen es amplificar las energías con las que se emparejan.

Otra cosa es que la mayoría de los cristales son receptivos (absorben energía) o proyectivos (irradian energía). Los cristales de cuarzo son tanto receptivos como proyectivos. Esto hace que sean fáciles de programar con la energía que deseas, que ellos’volverán y amplificarán al irradiar con esa energía.

Los cristales son poderosas fuentes de energía

Etapa Uno: Elevar la Energía

Relájate y entra en un estado meditativo.

Elige una emoción– puede ser cualquier cosa que sientas naturalmente ese día. Felicidad, ira, paz, miedo, amor, lujuria, compasión, etc.- lo que sea que se esté agitando dentro de ti ese día. Mientras meditas, revuelve y eleva la energía de esa emoción dentro de ti. Lánzate a un frenesí de esa emoción y simplemente deja que burbujee. Puede que quieras cantar o rockear o bailar– lo que sea que ayude a sacar esa emoción a la superficie. que te ayude a sacar esa emoción a la superficie.

Visualiza la energía de la emoción– qué aspecto tendría para ti? Azul y chispeante? Humo negro? Líquido rojo? Sea cual sea su aspecto, visualízalo en tu cuerpo.

Etapa Dos: Proyección de energía

Saca un cristal de su caja. Realiza tu meditación para elevar las emociones y visualiza tu emoción.

Coge tu cristal e imagina esa energía ‘vertiendo’ en él.

Utiliza tu sexto sentido

Tercera etapa: Sentir la energía

Cuando sientas que’has programado suficientemente tus cristales con las diferentes energías emocionales, experimenta tratando de sentirlas.

Trabajando Con los cristales

Cuarta etapa: Absorción de la energía

Una vez que hayas aprendido a sentir la energía que irradian tus cristales, empieza a utilizarlos. Si llegas a casa de mal humor, o empiezas el día sintiéndote cansado y sin energía, coge el cristal apropiado programado con una emoción positiva.

Medita y visualiza el cristal pulsando con la energía que’has puesto en él. Visualiza que esa energía se empapa en tu mano, hasta tus brazos y llena tu cuerpo.

Lleva el cristal contigo durante todo el día. ¿Hubo alguna diferencia?

En realidad no necesitas hacer esto con los cristales negativos (a no ser que tengas mucha curiosidad por ver si puedes– pero si ese es el caso te recomiendo que lo hagas una noche que estés en casa y te quedes sola; y que te des un baño de limpieza o de emborronamiento después). Cuando hayas terminado con ellos, simplemente límpialos para poder empezar a utilizarlos con fines más positivos. Emborrona también el interior de los recipientes, o lávalos con agua salada.

Puede que te lleve semanas, o incluso meses, experimentar con estas técnicas, pero, como resultado, descubrirás que te vuelves más sensible a las energías que te rodean, especialmente en los rituales.