Otros 7 errores que cometen las brujas principiantes

Brujería para principiantes

En mi artículo anterior, 5 errores comunes de las brujas principiantes, hablé de conceptos e ideas erróneas sobre el Arte en general que te harían tropezar En este artículo, me gustaría centrarme más en los errores técnicos que es más probable que cometa un principiante.

Es comprensible, que todo el mundo cometa errores: la Brujería no es un ‘camino fácil’ para nada, y todo el mundo empieza a tropezar cuando se inicia. Hay mucha información que asimilar a la vez, y sin un mentor o guía que te entrene, puede ser difícil construir tu comprensión. Algunos de los puntos aquí expuestos podrían salvarte de las dificultades o ayudarte a darte cuenta de por qué has tenido dificultades con algo.

otros 7 errores que cometen las brujas principiantes - Otros 7 errores que cometen las brujas principiantes

#1 Utilizar las listas como leyes

Hay dos escuelas de pensamiento sobre el tema de las correspondencias/asciaciones. La primera es que la magia es una ciencia exacta y requiere la combinación precisa de ingredientes, palabras, gestos, símbolos, acontecimientos astrológicos, etc. para ser eficaz.
La otra escuela de pensamiento es que las correspondencias y asociaciones son pautas– puntos de partida, y debes ajustarlas según sea necesario. El Brujo combina su energía con la energía de cualquier herramienta/componente/alineación que se utilice para crear la energía que envía al universo. Las correspondencias/asciaciones deben tener sentido para ti, o no te sirven de nada porque las cosas sin sentido no pueden’ayudarte a elevar la energía propicia para el trabajo.

Mi opinión cae con esto último– que tus correspondencias y asociaciones tienen que ser personales. Por ejemplo, muchos hechizos de dinero piden objetos verdes; ¿y si vienes de un país en el que el dinero es rojo? En tu mente, la energía del rojo se asocia con la riqueza, no con el verde. Tienes que pedir prestada la energía necesaria -si no puedes’encontrarla en el verde, entonces tu hechizo tiene problemas.

Elige sabiamente

#2 Necesito este ingrediente!

Nada es insustituible-nada. Honestamente, no hay ninguna cosa mágica- poderosa, en el planeta que sea lo único que funcione. Piensa en la gente que ha usado la magia a lo largo de los tiempos. La gente usaba la magia antes de que pudiera pedir cosas por Internet, antes de la avalancha de libros de Llewellyn, antes de que hubiera tiendas new age que vendieran sangre de dragón’ y trozos de amatista, antes incluso de que tuvieran contacto con otras personas que usaran la magia fuera de su cultura y región. Si las hojas de palmera, obsidiana, y huesos de pollo eran abundantes, eso’es lo que usaban. Si los colmillos de mamut, el hierro, y los arándanos eran los recursos naturales locales, eso’es lo que usaban.

Un especiero bien-isponible un especiero bien surtido te da tanto acceso a las hierbas como a cualquier chamán antiguo– quizá no las mismas, pero sí una variedad más que viable.

No te preocupes por encontrar y reunir lo que funciona; aprende a hacer que lo que tienes disponible te funcione.

Libro de brujería recomendado:

#3 Leer las instrucciones mientras se hace un hechizo

Otra disputa es la de leer vs. memorizar. No necesitas memorizar un hechizo entero antes de lanzarlo, pero deberías estar lo suficientemente familiarizado con él, como para no leerlo paso-por-paso como si fuera un artículo de cómo-ar.Un libro o unas notas pueden estar ahí para una consulta rápida. No hay nada malo en echarles un vistazo de vez en cuando. Sin embargo, parte de la preparación para un trabajo mágico es familiarizarse lo suficiente con las palabras y los pasos para sentirse cómodo con él, y que fluya sin esfuerzo. Tener que detenerte continuamente, para encontrar tu lugar, para leer, para pensar, para resolverlo, etc., te impedirá mantenerte en el estado mental ideal para el trabajo de conjuro.

#4 Objetivos no especificados

Una de las cosas más críticas en el lanzamiento de hechizos es centrarse en un objetivo, claro y conciso. Cuanto más específico, mejor. Por ejemplo, un hechizo genérico de «traerme felicidad» es un desperdicio de energía. Lanzar ideas generales rompe y dispersa la energía; probablemente haya cientos de cosas que te harían feliz. Los objetivos generales cogen la energía que levantas, la rompen en pedazos como el confeti, y la envían en cientos de direcciones diferentes. Cada pequeño ‘pieza’ de ella es demasiado pequeño para hacer mella.

Un objetivo más específico concentra la energía como un láser. Considera una cosa que te haría feliz: un aumento de sueldo en el trabajo, una nueva casa, una carrera diferente, un nuevo amigo, o menos dolor (ya sea emocional o físico). Haz que ese sea tu objetivo. Si necesitas más de una cosa, haz varios hechizos durante un periodo de tiempo; no intentes dar un giro a tu vida de una sola vez.

Consigue una visión de túnel

#5 Palabras e imágenes negativas

Imagina que estás haciendo una búsqueda en la web para el trabajo. Necesitas encontrar información sobre vestidos rojos, pero no verdes o azules vestidos. Si pusieras en la barra de búsqueda «vestidos rojos pero no vestidos verdes o azules,»adivina lo que vas a obtener? Vas a obtener resultados sobre vestidos rojos, vestidos azules, y vestidos verdes. Un término de búsqueda mejor sería «vestido rojo.» Sabes que el ordenador recoge palabras clave como «rojo,» «azul,» «verde,» y «vestido;» no distingue entre los que se buscan y los que no’t- se limita a dar los sitios web que coinciden con las palabras clave.

#6 Emociones fuera de lugar

Una parte importante de la elevación de la energía es la elevación de la energía emocional. Al igual que con las palabras clave,, es esencial elevar las emociones que conducen a tu trabajo. Estar en un lugar emocional que’ es muy diferente de lo que deseas es un autosabotaje a la hora de realizar hechizos.

No puedes’hacer un hechizo con éxito para que algo te haga feliz si tu’estado emocional en ese momento es de miseria. No puedes’hacer un hechizo para atraer el amor a tu vida si,en ese momento,estás lleno de odio y resentimiento. Tu estado emocional mientras lanzas un hechizo tiene que coincidir con tu estado emocional. mientras lanzas un hechizo debe coincidir con el objetivo, y la energía emocional que se genere debe ser la que esperas sentir cuando se logre el objetivo.

Si no puedes salir de una emoción que no es propicia para el trabajo, es mejor posponer el trabajo hasta que puedas.

¿Qué hay de ti?

#7 Autoduda-Duda

Cuando realizas un hechizo, elevas y diriges la energía. La mayor parte se hace durante el hechizo propiamente dicho, pero esa energía empieza a a acumularse cuando empiezas a planificar el hechizo y continúa después del hechizo mientras esperas el resultado. Empezar a dudar de ti mismo o de la magia es como echar agua fría a las brasas que tanto te ha costado avivar: la estás neutralizando.

Tu hechizo será menos eficaz si te permites preocuparte y dudar durante las dos semanas siguientes, puede anular la energía y el esfuerzo originales, o, en el peor de los casos, puede neutralizarlo.

Como puedes ver, cuando se trata de hacer un hechizo, tu estado de ánimo es esencial. Tienes que saber lo que’estás haciendo, saber cómo hacerlo, y tener confianza en que puedes hacerlo. Unos pequeños errores pueden hacernos tropezar lo suficiente como para que nuestros esfuerzos sean inútiles. Piensa siempre de forma lógica en lo que’estás intentando conseguir, y en cómo tu hechizo te acercará a ese objetivo.

Este contenido es exacto y verdadero según el conocimiento del autor y no pretende sustituir el asesoramiento formal e individualizado de un profesional cualificado.