Plantas aromáticas; El alma de toda cocina

Las hierbas y condimentos aromáticos no sólo adornar nuestras comidas, sino que proporcionan vida a nuestros aliños y alimentos, lo que las han convertido en complementos perfectos de la cocina.

Lo divertido de muchas de estas hierbas, es que se pueden cultivar en pequeños espacios, incluso dentro de casa, perfecto.

Siempre he oído que los brotes verdes de primavera purifican y limpian la sangre y, tradicionalmente, muchas se consumían en la Pascua cristiana, según las creencias.

Plantas Aromáticas

Estos condimentos, dado que suelen ser amargos, se deben consumir en pequeñas cantidades, ya que potencian mucho el sabor de la comida e aumentan el apetito, incluso favoreciendo la digestión.

Estas hierbas deben consumirse en cantidades muy pequeñas o tienen el efecto contrario.

Generalmente hay hierbas (perejil, perifollo, perifollo, cebollino y estragón), y hierbas provenzales -tomillo, eneldo, albahaca, romero, salado, hinojo, mejorana silvestre (orégano), laurel, cilantro, menta e incluso lavanda.

Podemos clasificar las hierbas según la intensidad de su sabor.

Hierbas de fuerte sabor

  • Cilantro: las hojas tienen sabor a anís y las semillas recuerdan la cáscara de naranja. Las semillas de cilantro – enteras o molidas – pueden almacenarse durante meses.
  • Las hojas de estragón son delgadas y delicadas, con un fuerte olor a anís y sabor a limón. Ejemplos de estragón.
  • El bulbo de hinojo: que se utiliza fresco o en semillas y cuyo sabor es anís. Al igual que el cilantro, las semillas de hinojo se pueden comprar enteras o molidas.
  • Hojas de laurel: Hablamos de un clásico culinario, de grandes hojas y sabor particular, imprescindible junto con el perefil y el tomillo y perejil.
  • Romero: Ramas en forma de ramas con muchas hojas pequeñas bicolores, cuyo sabor fuerte ofrece virtudes ligeramente saladas… El romero es habitual en el sur de Francia.
  • La salvia (o pimiento de burro en provenzal) lucha principalmente contra el proceso de descomposición de la carne. Las hojas de salvia tienen un edredón delgado con matices azulados y plateados.
  • Menta verde y picante, deliciosa en salsas y especialmente asociada al chocolate, la menta se utiliza tanto en postres como en platos salados y ensaladas.
  • El tomillo, esta hierba tradicional, que a veces sabe a limón o picante o casi verbena, es un clásico en la comida a la parrilla, potenciando su sabor.

Uso de plantas aromaticas en la cocina

Hierbas de sabor suave

  • El Eneldo es similar en sabor al anís, tal vez algo más fresco, y en los países nórdicos es el acompañante habitual del salmón.
  • La albahaca tiene hojas pequeñas, suaves y de color verde brillante, que alegran los platos… La albahaca es deliciosa junto con ensaladas de pasta o tomate y mozzarella
  • El perifollo, con dientes aserrados en las hojas, tiene un fuerte sabor a anís y no soporta el calor.
  • El cebollino, cuya hierba grasa es de la misma familia botánica que la cebolla o el ajo, tiene un sabor picante y refrescante. El cebollino añade un gran toque a las ensaladas y quiches.
  • El orégano, es una planta de marcado aroma mediterráneo. Puede espolvorear el orégano sobre papas al horno y, por supuesto, pizzas, justo antes de ponerlas en el horno.
  • Y finalmente el perejil, que puede ser plano o rizado, es insípido, pero aporta frescura y grandes cantidades de vitaminas y propiedades antioxidantes en los alimentos.

Se puede utilizar perejil en ensaladas, quiches, tartas, mariscos como mejillones, carnes rojas….

Para más información, asegúrate de leer este post sobre cómo conservar y almacenar tus hierbas aromáticas frescas.