Beneficios de la Ortiga para la Salud

Ortigas

Desde niño utilizábamos ortigas como remedio natural, sobre todo para mejorar la circulación de la sangre en las piernas de mis padres y abuelos.

Había que ser muy valiente, porque la aplicación de pequeños golpes con las matas recién cortadas, a pesar de que el resultado era reconfortante, era un proceso algo doloroso.

Sin embargo, con el tiempo he ido descubriendo muchas otras propiedades de la ortiga, cuyos beneficios pueden variar dependiendo del modo en que la consumas.

Una de las mejores cualidades de esta planta, es la facilidad con la que puedes conseguirla. De hecho, puedes encontrarla en estado silvestre en senderos o a las orillas de cursos de agua.

Sus hojas son ricas en clorofila, betacaroteno, sales minerales, ácidos orgánicos, provitamina A, mucílagos y Sitosterol, mientras que los pelos urticantes, que son duros pero se rompen fácilmente, liberan acetilcolina, histamina y serotonina, considerada una de las “hormonas de la felicidad” junto a la endorfina y la dopamina, principalmente porque actúa como inhibidor de la agresividad.

Sus raíces poseen gran aporte de taninos, fitosteroles, ceramidas, polifenoles, aglutinina, polisacáridos, entre otros. A su vez, las semillas tienen abundancia de mucílagos, proteínas, ácido linoléico y tocoferoles.

Beneficios de la ortiga según cómo la consumamos

Hojas frescas en jugo

Para ello hay que picar las hojas y luego tamizarlas, y consumir de esta manera la ortiga te entrega los siguientes beneficios:

  • Mejora la circulación sanguínea por lo cual es anti-arteriosclerótica (nos recuerda al Aloe Vera en ese sentido)
  • Ayuda a disminuir las hemorragias
  • Contribuye a disminuir la dismenorrea, menstruaciones muy abundantes y dolorosas
  • Es antibacteriana
  • Ayuda a revitalizar el organismo por su alto contenido de vitaminas y minerales
  • Es ideal para quienes sufren de hipertensión

Hojas frescas preparadas en caldo

  • Incrementan la producción de leche durante la lactancia
  • Contribuye a mejorar la anemia
  • Purifica la sangre y el hígado
  • Baja los niveles de azúcar en la sangre por lo que es excelente para los diabéticos

Hojas frescas aplicadas directamente en la piel

Mediante pequeños golpes, también es posible aplicarla en baños de tina colocándola a modo de infusión en durante el baño, pero los beneficios disminuyen.

  • Beneficioso para todo tipo de dolores crónicos
  • Artritis, Reumatismo y dolores articulares
  • Parálisis muscular
  • Dolor de ciática
  • Mejora la circulación
  • Antiinflamatoria

Hojas secas en infusión

  • Ayudan a estimular el aparato digestivo
  • Es diurética
  • Ayuda con los problemas de la glándula tiroides
  • Contribuye a disminuir la ansiedad por comer

Raíz seca de la ortiga

Preparada en infusiones es beneficiosa para:

  • Problemas de la próstata específicamente la hiperplasia prostática benigna
  • Por su riqueza en taninos para el tratamiento de la diarrea

ortigas para la salud

El aceite de las semillas de ortiga

  • Disminuye el dolor de las úlceras gástricas

Tal vez ya te hayas percatado de que consumiendo esta hoja fresca, es cuando más propiedades puedes aprovechar.

Y a pesar de que pueda resultar extraño, puedes integrarla sin problema a tu dieta cotidiana y, si ya utilizas otros vegetales como la acelga o la espinaca, tienes una base para idear la forma de incorporarla a tus preparaciones.

Ejemplos sencillos son las tortillas, cremas y mezclas con jugos de fruta y verduras.

Si no quieres complicarte, aquí hay una receta rápida.

Receta de tortilla de ortiga

Ingredientes:

  • 500 grs. de hojas tiernas de ortiga
  • 50 grs. queso rallado para pizza
  • 1 zanahoria rallada
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • Sal a gusto

Preparación:

Primero dejamos remojando las hojas de ortiga en agua hirviendo por 10 minutos, eso les quitara el picor. Luego las picamos finamente.

En un bol batimos los huevos y aplicamos todos los ingredientes uno a uno, procurando que quede una mezcla homogénea y evitando aplicar la sal junto con los polvos de hornear.

Toda la mezcla la echamos sobre un sartén precalentado con aceite de oliva, será necesario esperar a dorar los bordes y bastará con girarla.

… y puedes acompañarla con arroz, o ensaladas.

La Hortiga en la Historia, Magia y Tradición

Desde al menos la edad del Bronce, las ortigas han proporcionado a la gente fibra para tejer tela, lino y papel.

Produce una fibra tan fuerte que las tumbas exhumadas 2.000 años después encontraron ropa hecha de ortiga todavía intacta. Esto habla de la fuerza y el poder de la ortiga para entrelazar la salud y la resistencia en nuestras células.

Algunos dicen que el nombre “ortiga” viene de la palabra anglosajona Netel, que puede provenir de la palabra noedl que significa aguja, como en las punzadas que dan a este aliado verde su aguijón.

Pienso en ello más bien como el toque exigente y despierto del poderoso hechicero de la naturaleza, Nettle, que puede revivir almas cansadas o enfermas.

La ortiga ha sido asociada por mucho tiempo con la protección.

Trata de agarrar un puñado de ortigas sin pensarlo dos veces y ¡ay! Ella te enseña los límites. La planta tiene un poderoso mecanismo de protección innato para mantener alejados a los invasores. La picadura (causada por el ácido fórmico) te despierta, te ralentiza, para acercarte y cosechar con atención.

En la historia de Hans Christian Anderson, Los doce cisnes salvajes, las capas protectoras que la princesa confeccionó para sus once hermanos estaban hechas de fibras de ortiga.

Cuelgue atados de ortiga alrededor de su casa, de su ropa o esparcidos en su automóvil para protegerse.

Reúne haces de ortiga para usar en rituales o hechizos para crear límites, activar y añadir combustible para empezar algo nuevo. Las energías del planeta marte guían esta hierba.

En Alemania las ortigas estaban asociadas con Thor, el Dios del trueno. Durante las tormentas eléctricas o el clima salvaje, los viajeros arrojaban paquetes de ortigas al fuego como ofrenda a Thor rezando por protección contra los relámpagos.

En la Irlanda medieval la ortiga era conocida como el Delantal del Diablo.

Se dice que los invasores romanos trajeron ortiga a las tierras que ahora llamamos británicas para frotar esta planta en sus articulaciones para evitar que el frío les provocara reumatismo.

El escritor romano Cayo Petronio dijo que la virilidad de un hombre mejoraba si era azotado con ortigazos debajo de los riñones.

Beneficios de la Ortiga para la Salud
4.4 (88.57%) 7 voto[s]

Responder