La Moringa Oleifera – Propiedades y Beneficios para la salud

Descubre el increíble poder de la planta moringa, un verdadero tesoro de la naturaleza que ha capturado la atención de aquellos que buscan una vida saludable y llena de vitalidad. La moringa, también conocida como ‘el árbol milagroso’, es una planta exótica que se ha utilizado durante siglos en diversas culturas por sus innumerables beneficios para la salud.

Una de las maravillas de la moringa es su alta concentración de nutrientes esenciales. Contiene una abundancia de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina C, vitamina A, hierro, calcio y potasio.

La Moringa Oleifera

Esta riqueza nutricional fortalece el sistema inmunológico, promueve la salud ósea, mejora la visión y ayuda al cuerpo a funcionar de manera óptima.

Además, la moringa posee poderosas propiedades antioxidantes. Sus hojas y semillas contienen compuestos que combaten los radicales libres, protegiendo así nuestras células del daño causado por el estrés oxidativo.

Esto se traduce en una piel más radiante y joven, así como en una reducción de los signos del envejecimiento.

Pero eso no es todo. La moringa también ha demostrado propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, aliviando dolores y molestias.

Además, se ha utilizado tradicionalmente para apoyar la digestión saludable, mejorar la circulación sanguínea y promover la desintoxicación del organismo.

En resumen, la moringa es un verdadero regalo de la naturaleza. Sus beneficios nutricionales, antioxidantes, antiinflamatorios y digestivos la convierten en una opción ideal para aquellos que buscan mejorar su bienestar general.

¡Aprovecha los numerosos beneficios de la moringa y descubre una forma natural de cuidar tu salud y vitalidad!

Las plantas medicinales como la moringa tienen la capacidad de producir beneficios en la salud humana con la ventaja de provocar efectos secundarios con un riesgo mucho más bajo.

Beneficios saludables de la Moringa

Beneficios saludables de la Moringa

Mira todo lo que puede hacer por ti:

#1 Baja la presión arterial

La moringa mejora la presión sanguínea. Sus compuestos bioactivos evitan que se obstruyan las arterias, reduciendo el desarrollo de la hipertensión pulmonar.

#2 Reduce el colesterol

Sus efectos hipocolesterolémicos reducen los niveles de colesterol en el hígado, riñones y suero provocados por dietas con alto contenido en grasas saturadas.

#3 Ayuda a adelgazar

Es buena para controlar el peso de forma natural e incluso adelgazar. Su alto valor nutricional en combinación con su bajo aporte de calorías provocan rápidamente una sensación de saciedad, reduciendo el apetito. Sus efectos diuréticos favorecen la eliminación de líquidos, mientras que su alta concentración de vitaminas del grupo B ayuda a metabolizar las grasas.

 

Aprende más sobre lo que puede hacer la moringa para adelgazar.

#4 Tiene propiedades anti envejecimiento para la piel

Las hojas de moringa oleifera tienen propiedades anti envejecimiento para conseguir una piel sana y brillante. Combate los radicales libres que causan las arrugas y revitaliza la piel seca. Su contenido de azufre participa en la creación de colágeno, que da suavidad y flexibilidad a la piel. La queratina le da fuerza a los tejidos.

Las mascarillas elaboradas con hojas de moringa embellecen la piel y realzan su color natural. El polvo de la semilla es un limpiador profundo y protege a la piel de la contaminación ambiental y el humo del cigarrillo.

El aceite de moringa, tiene propiedades antimicóticas, lo cual lo hace ideal para el cuidado de las uñas, ayudando a reconstruir la cutícula y mejorar su apariencia.

Si tomas esta planta podrás lucir un cabello hermoso y saludable: la vitamina A es imprescindible para desarrollar células sanas, acelerar el crecimiento y reducir la caída. Actuando en conjunto con el zinc, mantiene activas las glándulas sebáceas. La vitamina E estimula la circulación de la sangre en el cuero cabelludo. Utilizar aceite de moringa en el masaje del cuero cabelludo minimiza la caspa y las puntas abiertas.

Empieza a utilizar una crema o aceite de moringa para notar todos estos beneficios en tu cabello y en la piel de tu cara y cuerpo.

#5 Ayuda a una buena protección cardiovascular y mejora la diabetes

La moringa previene los daños cardiacos gracias a su alto contenido en antioxidantes, además de ser buena para la diabetes.

Las investigaciones evidencian los efectos antiperoxidativos y cardio-protectores de la planta. Ingerirla ayuda a frenar el incremento de la peroxidación lípida en el tejido miocárdico y ayuda a mantener un corazón sano.

Los estudios han demostrado que el tratamiento con moringa funciona para reducir la glucosa en la sangre en sujetos diabéticos. Según estas investigaciones, también supuso una mejora de los niveles de hemogolobina y del contenido total de proteínas en dichos sujetos.

Antioxidantes

Mejora la tos y el asma

#6 Mejora la tos y el asma

Entre los beneficios de la planta moringa también se encuentran el alivio del asma bronquial y la inflamación de las vías respiratorias.

Las semillas de moringa tienen cualidades antialérgicas. En una investigación se observaron las reacciones en varias enfermedades alérgicas, incluyendo la rinitis alérgica y la anafilaxia. Según el estudio, la moringa ayudó a reducir la gravedad de los ataques de asma y varios síntomas como jadeos, tos, disnea y presión en el pecho.

En definitiva, mejora la capacidad pulmonar y mejora la respiración.

#7 Alivia la artritis reforzando tus articulaciones y huesos

La moringa es buena para mantener unos huesos saludables gracias a su contenido en calcio y fósforo. Sus propiedades antiinflamatorias son efectivas en el tratamiento de enfermedades dolorosas como la artritis, entre otras.

#8 Potencia el sistema inmune

Los extractos etanólicos de las hojas de moringa estimulan el sistema inmunológico. También ayudan a potenciar la respuesta inmunológica celular y genera otros efectos positivos sobre el sistema inmune, como el recuento leucocitario, anticuerpos y reacciones a la hipersensibilidad.

#9 Anemia

Tomar moringa de forma regular facilita la absorción de hierro, aumentando el número de glóbulos rojos en la sangre. Hay estudios que validan estas propiedades basándose en la presencia de zinc y flavonoles como el kaempferol, quercitina y acarcetina así como ácidos fenólicos como el ácido melilótico y ácido vanílico.

antiinflamatorios

Propiedades antibacteriales y antifúngicas

#10 Propiedades antibacteriales y antifúngicas

Sus propiedades antibacteriales, antifúngicas y antimicrobianas la convierten en un escudo antivirus.

Protege contra microorganismos presentes en los alimentos como la Salmonella, Rhizopus, E. Coli, Enterobacter, Pseudomonas aeruginosa y estafilococo áureo; y hongos como el Aspergillus y Penicillium.

#11 Edemas

Existen estudios que confirman que el extracto de raíz de moringa posee cualidades antiinflamatorias que inhiben el desarrollo de los edemas. Además, dichos estudios sugieren que la eficacia de esta planta es equiparable a medicinas antiinflamatorias como la Indometacina, utilizada para tratar esta dolorosa condición.

#12 Protección del hígado

Los estudios han validado la efectividad de las hojas de moringa sobre el daño causado por medicamentos anti-tuberculosos sobre el hígado, así como sus efectos aceleradores sobre los procesos de recuperación. Ayuda a recuperar los niveles de glutatión en el cuerpo y previene la peroxidación de lípidos en el hígado inducida por la radiación. Este efecto protector se debe a la presencia de fitoquímicos como la catequina, epicatequina, ácido ferúlico y vitamina C.

#13 Efectos inmunosupresores

La inmunosupresión deliberada es necesaria para impedir la activación del sistema inmune a la hora de llevar a cabo ciertos tratamientos, especialmente cuando se trata de trasplantes de órganos y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide.

Las investigaciones demostraron que la acción inmunosupresora de las semillas de moringa ayudan a corregir la producción de anticuerpos y así permitir que los nuevos órganos se instauren de forma segura en el cuerpo.

#14 Reduce piedras en los riñones

También evita que se formen piedras en los riñones, vejiga y útero. Según un estudio, la raíz de moringa ejerce un efecto antiuroliatico que reduce los niveles de oxalato en la orina.

Por otro lado, es efectiva contra la nefrotoxicidad, que tiene que ver con los problemas generados por la exposición a ciertas drogas y toxinas. Los efectos nefroprotectores de la moringa atenúan los daños renales.

Sirve como un bioabsorbente que ayuda a eliminar los metales pesados y las toxinas dañinas.

Salud mental

Salud mental

#15 Ayuda en nuestra Salud mental

El consumo de moringa es muy beneficioso para la salud mental; Al ser un alimento rico en proteínas y una fuente importante de triptófano (un aminoácido esencial), la moringa mejora las funciones neurotransmisoras, incluyendo aquellas producidas por la serotonina, la hormona de la felicidad.

Los antioxidantes y los compuestos que hay en esta planta también mejoran la salud de la tiroides, lo cual ayuda a mantener los niveles de energía elevados, combatiendo la fatiga, depresión, libido baja, cambios de humor, estrés e insomnio.

Propiedades y valores nutricionales de la moringa

La moringa, conocida científicamente como Moringa oleifera, es una planta que ofrece una amplia gama de propiedades y valores nutricionales que la convierten en un superalimento. Esta planta contiene una sorprendente cantidad de nutrientes esenciales que pueden beneficiar nuestra salud de múltiples formas.

En primer lugar, la moringa es una excelente fuente de proteínas vegetales. Sus hojas contienen todos los aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una opción valiosa para aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana.

Además, la moringa es rica en vitaminas y minerales. Por ejemplo, proporciona una gran cantidad de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico y contribuye a la formación de colágeno.

También es una fuente significativa de vitamina A, que es esencial para la salud ocular y la función celular adecuada.

En cuanto a los minerales, la moringa contiene calcio para la salud ósea, hierro para la producción de glóbulos rojos y potasio para la función cardíaca y nerviosa.

La moringa también es conocida por su capacidad antioxidante. Contiene compuestos como los flavonoides y los polifenoles, que protegen nuestras células del estrés oxidativo y pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

En resumen, la moringa es una planta cargada de nutrientes esenciales y compuestos antioxidantes. Su perfil nutricional único la convierte en una opción valiosa para complementar nuestra dieta y promover una buena salud en general.

El contenido de proteína que tienen las hojas secas de moringa es nueve veces superior al del yogur.

Las proteínas tienen múltiples funciones en el organismo, ya que son responsables de formar las estructuras ósea y muscular y protegernos contra los gérmenes, entre otras.

Las hojas, contienen entre un 3 y un 13% de fibra, que es cuatro veces más que la avena. También posee ácidos grasos saludables, como el aceite Omega 6.

Por cada 100gr de: Hojas Frescas / Hojas Secas

  • Calorías 92 / 205
  • Proteínas 6.70 gr / 27.1 gr
  • Carbohidratos 12.5 gr / 38.2 gr
  • Grasas 1.70 gr / 2.3 gr
  • Fibra 0.90 gr / 19.2 gr

Partes de la planta

Aunque, si bien es cierto que cada vez surgen más estudios científicos que certifican las cualidades de la moringa para tratar ciertas dolencias, en algunos trastornos más graves son necesarias más investigaciones para afirmar su efectividad.

Moringa, Contraindicaciones y efectos secundarios

Moringa, Contraindicaciones y efectos secundarios

¿La moringa tiene contraindicaciones? Conoce sus posibles efectos secundarios

Todos los alimentos, sean naturales o no, poseen alguna contraindicación. Y la Moringa Oleifera no es una excepción.

La alta concentración de elementos activos, tanto en las semillas, hojas, vainas y sus otras partes, puede provocar la aparición de estos efectos secundarios no deseados:

  1. Puede producir hipoglucemia: al ser un potente regulador de los niveles de azúcar en la sangre, el uso excesivo podría causar hipoglucemia. Si padeces o tienes predisposición a este trastorno, no te expongas a los efectos de esta planta.
  2. No la mezcles con anticoagulantes: si estás consumiendo algún fármaco o suplemento que provoque efectos anticoagulantes en la sangre para mejorar la circulación y la función cardíaca, la acción de la moringa puede ser excesiva y ocasionar efectos adversos no deseados.
  3. Puede provocar acidez estomacal: Si tienes un estómago sensible, prueba a consumirla acompañada de otros alimentos.
  4. Exceso de fibra: al ser un alimento rico en fibra podría provocar diarrea, gases e incluso estreñimiento, entre otros. Si tu dieta es alta en fibra, pon especial atención a beber siempre mucha agua.
  5. Exceso de vitamina A en madres embarazadas: esta planta es muy buena para las madres en periodo de lactancia. Pero, al ser tan rica en Vitamina A, se debe ser muy cuidadoso en el período de gestación, ya que esta vitamina es la encargada del crecimiento y la división celular, por lo que el uso excesivo puede ser perjudicial para el desarrollo del feto.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Si vas a consumir moringa en alguna de sus presentaciones comerciales, como cápsulas, polvo o té, es bueno seguir las indicaciones del fabricante con respecto a las cantidades recomendadas. Si optas por preparar las diversas partes de la planta, como sus hojas, semillas o frutos, debes estudiar profundamente tanto el procedimiento de elaboración como las cantidades que puedes ingerir de forma segura para obtener el máximo de beneficios sin arriesgar tu salud.

Pide siempre el consejo de un profesional de la salud, ya que el hecho de ser extraída directamente de nuestra madre naturaleza, no significa que pueda provocar consecuencias indeseadas al entrar en contacto con nuestro organismo.