Las claves de la Medicina Mapuche Chilena

Medicina alternativa Mapuche

La Medicina Alternativa Mapuche

La mapuche es una alternativa a las medicinas tradicionales, una buena y saludable opción de medicina alternativa.

  • ¿Cuales son los principios de la medicina mapuche?
  • ¿Que molestias ayuda a disminuir?
  • ¿Como trabaja?

Aquí una guía para adentrarse en este mundo; Desde un resfrío común, obesidad y hasta casos de impotencia.

No hay molestias o enfermedades que la medicina mapuche no haya estudiado y propuesto un extracto medicinal preparado por sus machis (curanderas).

En 1999 la Asociación para la Salud Makewe-Pelale inicio un proyecto destinado a popularizar el uso de las hierbas medicinales que utilizan los mapuches.

Sin embargo, el conocimiento de las plantas y sus variantes de uso tiene una alta probabilidad de ser adquirido por grupos humanos (Boesch y Toma-sello, 1998).

En general se piensa que las diferentes oportunidades de aprender sobre las plantas comestibles y medicinales están estrechamente relacionadas con los roles de edad y sexo, porque la división del trabajo entre hombres y mujeres genera una separación física del mundo natural en el que interactúan.

En este contexto, podría proponerse la diferenciación de género dentro de una población aborigen, dado que las mujeres están generalmente más involucradas en el cuidado de la salud de la familia que los hombres.

Muchos estudios sobre comunidades aborígenes han demostrado que el conocimiento de las plantas silvestres aumenta con la edad.

Esta relación se ha utilizado en gran medida para describir los procesos de erosión de los conocimientos tradicionales y para encontrar posibles causas.

Sin embargo, este conocimiento tradicional no se pierde de la misma manera; cierta información vegetal se pierde más fácilmente, dependiendo principalmente de su generalidad y adaptabilidad a nuevas situaciones.

Por ejemplo, las jóvenes generaciones tienden a abandonar las prácticas ancestrales y a reorientar su ensayo hacia los productos manufacturados.

Sin embargo, en las comunidades pobres, no todos los recursos silvestres son igualmente reemplazables, especialmente si los medicamentos industriales son menos fáciles de obtener que los alimentos manufacturados.

Además, el uso de plantas medicinales está asociado a percepciones de las diferentes enfermedades y sus distintas causas (naturales o sobrenaturales) y a la percepción de que estas enfermedades pueden ser suprimidas sólo por estas especies tradicionales y no por sustitutos, con el objetivo de comparar cuantitativamente el patrón de uso de plantas silvestres con propiedades comestibles y medicinales en una comunidad rural mapuche mediante el uso de diferentes enfoques.

Se formularon cinco hipótesis:

1. Además de las plantas utilizadas únicamente como remedios, muchas de las plantas comestibles silvestres que la gente conoce y usa en sus dietas también tienen usos medicinales.

2. Estas plantas comestibles silvestres con usos medicinales pertenecen a diferentes familias botánicas que las plantas que se usan únicamente como alimento.

3. Los patrones de recolección de plantas que tienen tanto usos alimentarios como medicinales diferirán de los patrones usados sólo para recolectar plantas comestibles.

4. El conocimiento de los alimentos y plantas medicinales silvestres varía según el género; las mujeres saben más que los hombres acerca de las plantas alimentarias y no alimentarias que de las plantas medicinales.

5. Aunque el conocimiento personal de las plantas comestibles silvestres está disminuyendo en la generación más joven, esto no es cierto en el caso del conocimiento personal de las plantas medicinales.

Las machis chilenas

El Pueblo MapucheEn la actualidad, el pueblo Mapuche es el grupo aborigen más importante que habita la Patagonia Andina y extraandina de Argen-tina y Chile.

Las comunidades mapuches que viven en la provincia de Neuquén (noroeste de la Patagonia, Argentina) se han caracterizado como descendientes de recolectores primarios de los bosques templados de Araucaria araucana.

Estos antiguos pobladores utilizaban para su subsistencia las semillas de pehuén como alimento básico y la caza del guanaco (Lama guanicoe) y el ñandú (Pterocnemiapennata).

A medida que el guanaco y el ñandú se han vuelto escasos, los circuitos de trashumancia para obtener semillas de pehuén y otras plantas silvestres han prevalecido en las familias mapuches que se han asentado en áreas rurales dentro y alrededor del bosque de Araucaria araucana.

En estas comunidades pobres y aisladas las plantas silvestres son utilizadas regularmente, ya que su alto contenido nutricional y vitamínico y sus propiedades medicinales las hacen particularmente importantes para la subsistencia de los mapuches, constituyendo un componente esencial de su sistema de vida material y espiritual.

A pesar de los profundos cambios sociales y económicos que han sufrido los mapuches, la tradición de recolección de plantas persiste en sus comunidades.

Caballos, ovejas y ganado fueron traídos a la zona por los colonos españoles, y ya en el siglo XVII los mapuches los habían incorporado a su economía.

Los mapuches se convirtieron en ganaderos. Por lo tanto, adaptaron sus circuitos de trashumancia a los bosques de pehuén, también moviendo su ganado para el pastoreo.

Desde finales del siglo XIX, la mayoría de las comunidades mapuches se han visto obligadas a vivir en reservas en tierras cedidas por el gobierno, principalmente en la estepa patagónica semiárida (ex-patagonia andina), alejada del bosque de pehuén o con difícil acceso a este ambiente tradicional.

Plantas Medicinales mapuches

Situación actual de la Medicina Mapuche

Los conocedores de estas plantas utilizan 121 especies medicinales, obtenidas tanto de ambientes silvestres como no silvestres, la mayoría de las cuales (66%) presentan aroma y/o sabor.

Se encontró que las plantas con mayor consenso de uso utilizadas para quejas digestivas, respiratorias, cardiovasculares, analgésicas-antiinflamatorias, obstétrico-ginecológicas y genito-unrinarias, tienen las más altas frecuencias de reporte de sabor; y aquellas con las más altas frecuencias relacionadas con los síndromes digestivos, analgésicos-antiinflamatorios y culturales presentan las más altas frecuencias de aroma.

El sabor y/o el aroma se interpretan como fuertes o suaves, y los más fuertes se asocian con el tratamiento de dolencias sobrenaturales.

Además, el sabor es un rasgo distintivo de la mayoría de las especies recogidas en todas las unidades naturales del paisaje, mientras que el aroma está más estrechamente asociado con las especies que crecen a mayor altitud.

Mujeres machis mapuches

La farmacopea local también se enriquece con plantas que provienen de ambientes fitogeográficos más lejanos, como el bosque andino y el monte patagónico, que se obtienen por trueque con poblaciones vecinas.

Los productos a base de hierbas también se obtienen en las tienda locales.

Las prácticas de trueque y compra amplían los límites del paisaje como proveedor de recursos terapéuticos, mejorando la dinámica de sus funciones y estructura, dando lugar a soluciones más efectivas a las diversas necesidades de salud que surgen en la comunidad.

Conclusiones

El paisaje botánico y medicinal percibido por la comunidad exhibe una notable heterogeneidad eco sensorial y espacial.

Las interpretaciones naturales de los habitantes del pueblo mapuche juegan un papel primordial como herramientas heurísticas en la recreación y redefinición de los viejos y nuevos recursos disponibles.

 

Las claves de la Medicina Mapuche Chilena
4.4 (88.57%) 7 votos

Comparte en las redes

Responder