Aceite de Argán: Beneficios y Propiedades

Las innumerables propiedades del aceite de argán no deja indiferente a nadie y su uso  se está extendiendo cada vez más entre aquellas personas preocupadas por su bienestar y belleza.Este maravilloso aceite se está ganando un gran prestigio dentro de la industria cosmética, ya que es la base de muchos productos cosméticos,  junto con otros aceites como el aceite de rosa mosqueta.

Conocido popularmente como “oro líquido”, el aceite de argán posee grandes propiedades que lo hacen cada vez más indispensable en el cuidado de la piel y el cabello.

Debido a la elevada concentración de vitaminas antioxidantes principalmente la vitamina E y la riqueza de nutrientes esenciales, el aceite de argán es ideal para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel si se utiliza diariamente, así como también proteger de los efectos poco beneficiosos de los radicales libres.

aceite de argan - Aceite de Argán: Beneficios y Propiedades

Además, contiene gran cantidad de betacarotenos que son precursores de la vitamina A, éstos  actúan hidratando la piel profundamente y aportando elasticidad y tersura.

El resultado es la atenuación de arrugas provocadas por falta de hidratación, devolviéndonos ese aspecto joven y fresco que tanto buscamos en nuestra piel.

Propiedades aceite de argán

A continuación nombraremos algunas de las propiedades más relevantes del aceite de argán:

  • Su elevada concentración en nutrientes y antioxidantes naturales como el tocoferol, le confiere  potentes propiedades regenerativas además de convertirlo en un protector eficaz contra los radicales libres que pueden incidir en nuestra piel.
  • Su textura fluida y ligera es de rápida absorción, pudiendo llegar a las capas más profundas de la piel para una reparación intensa con un tacto no graso.
  • Devuelve a la piel su equilibrio natural desde el interior, dejando un aspecto saludable, luminoso y fresco.
  • Al ser un producto orgánico y natural  es compatible con cualquier tipo de piel, siendo ideal para el tratamiento de pieles sensibles con tendencia al enrojecimiento, irritación u otros problemas como psoriasis, dermatitis, pieles atópicas entre otros. Para estos casos se recomienda contar siempre con la opinión de su médico o dermatólogo.
  • Gracias a la acción de sus ácidos grasos esenciales restablece el confort y la hidratación a la piel y cabellos castigados por agentes externos, reparándolos desde el interior.
  • Bálsamo reparador para las partes más delicadas del cuerpo como la piel de los labios resecos, párpados, manos agrietadas, etc.
  • Anti-age natural: previene el envejecimiento prematuro de la piel y atenúa las arrugas provocadas por la falta de hidratación. Su poder regenerador y humectante penetra en las capas más profundas y nos aporta elasticidad para  una tez luminosa y tersa.
  • Reestructura el interior del cabello seco y castigado devolviéndole su fuerza y brillo natural. Recomendable especialmente para el tratamiento de cuero cabelludo con caspa o eczemas.
Usos del aceite de argán

Usos del aceite de argán

Usos del aceite de argán

Una  de sus principales virtudes es  su versatilidad  ya que tiene múltiples usos y aplicaciones: podemos usarlo en la piel, el cabello, como hidratante corporal, reparador de uñas frágiles y quebradizas, protector de labios agrietados, etc.

Además lo podemos encontrar en diferentes formatos y como principio activo de diversos productos cosméticos como serums, jabones, champús, crema de argán, mascarillas entre otros. Sin embargo, para poder disfrutar plenamente de los beneficios aceite de argán es recomendable el uso en su versión más pura.

Además de evitar que la mezcla con otros componentes o procesos agresivos desvirtúen sus propiedades, el aceite de argán puro conservará todos sus beneficios y podemos emplearlo directamente sobre nuestra piel  y cabello o considerar la foma de aplicación que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Al disponer de la materia prima, podemos añadir unas gotitas del  producto a nuestra crema corporal favorita para multiplicar su acción hidratante o mezclarlo con el champú habitual.

Existen un sinfín de posibilidades, solo hace falta probar y descubrir el modo en que nos resulte más cómodo integrarlo en nuestra vida diaria y que nos ofrezca los mejores resultados.

A continuación se brindan diversas aplicaciones y otros consejos de gran utilidad en el que podemos emplear nuestro aceite de argán sacando partido de todos sus beneficios y propiedades al máximo:

Cuidados para nuestro cuerpo

El aceite de argán puede utilizarse directamente sobre todo el cuerpo, actuando como un regenerador de la capa hidrolipídica de la piel y aportándole elasticidad y confort. Gracias a su rápida  absorción  basta con esperar un par de minutos para vestirnos después de su aplicación.

  • Hidratación profunda: Después de la ducha podemos aplicar 10-15 gotas de aceite en la palma de la mano y repartirlas por todo el cuerpo, realizando movimientos circulares hasta que penetre completamente. Se recomienda incidir en aquellas zonas más expuestas a las agresiones externas como son codos, rodillas y pies. Si aplicamos el aceite con el cuerpo todavía húmedo, potenciaremos su efecto hidratante  ya que los poros están más abiertos gracias al vapor del agua.
  • Masaje relajante: podemos utilizar el aceite de argán para masajear cualquier parte del cuerpo.  Eliminaremos tensiones además de dejar una piel suave y aterciopelada.
  • Tratamiento contra las estrías: previene eficazmente la aparición de estrías en mujeres durante el embarazo, hidratando la zona en profundidad. También se puede aplicar sobre las estrías existentes para disminuir su aspecto  y atenuarlas.
  • Eficaz contra quemaduras del sol y pieles sensibles: ayuda a calmar la piel irritada o con quemaduras solares aplicando el aceite por la zona dos veces al día y dejando que penetre en la piel.
  • Peeling natural: Podemos elaborar nuestro propio exfoliante casero si mezclamos tres cucharadas de aceite de argán con dos cucharadas de azúcar. Aplicaremos la mezcla por todo el cuerpo con movimientos suaves y circulares. Retiraremos los restos con agua y secaremos delicadamente  la piel con una toalla. Este peeling es ideal para eliminar las células muertas y hace que nuestra piel luzca brillante y tonificada. Repetir el proceso de 1-2 veces por semana.
  • Labios agrietados: extenderemos una ligera capa de aceite por la delicada piel de los labios antes de ir a dormir. Si somos constantes, en unos días notaremos la cicatrización de pequeñas heridas y una profunda hidratación.
Tratamientos faciales con argán

Tratamientos faciales con argán

Tratamientos faciales con argán

Las propiedades del aceite de argán son perfectos para el cuidado tan especial que requiere la piel del rostro. Todos sus nutrientes actúan desde el interior para revitalizar y regenerar esta delicada zona, además de convertirse en el mejor aliado en la protección frente a las agresiones a la que se encuentra expuesta durante el día.

Además, como hemos indicado anteriormente, es un rejuvenecedor completamente natural, contribuyendo a la disminución de signos del envejecimiento de la piel y suavizando arrugas marcadas gracias a sus  nutrientes y principios activos que penetran hasta las capas más profundas y regeneran la piel.

  • Hidratación facial diaria: aplicaremos unas gotitas de aceite de argán en la palma de la mano y repartiremos  de forma homogénea por todo el rostro, realizando ligeros masajes ascendentes hasta que se absorba totalmente. Recomendamos realizar la aplicación  antes de ir a dormir ya que es durante la noche cuando se produce la regeneración celular haciendo que sus propiedades sean aún más efectivas.
  • Confort en cualquier momento: Añadiendo  5 gotitas en nuestra crema facial habitual obtendremos una hidratación extra a la  piel en cualquier momento. Al ser un producto orgánico es compatible con otras fórmulas y no olvidemos que actúa como un neutralizador de los radicales libres que inciden en nuestra piel.
  • Pre- base: Si queremos evitar que nuestro maquillaje reseque la piel de la cara y tengamos un aspecto acartonado al final del día, podemos aplicar aceite de argán 2 minutos antes de usar la base de maquillaje. De esta manera luciremos un rostro  hidratado y luminoso durante toda la jornada, asegurando el confort y elasticidad de la piel.
  • Desmaquillante natural: el aceite de argán puede usarse también para eliminar restos de maquillaje y otras impurezas dejando atrás la sequedad que provocan muchos de los productos cosméticos. Para ello humedeceremos un disco de algodón en aceite y frotaremos suavemente por el rostro, al instante sus nutrientes restaurarán los niveles de hidratación de la piel.
  • Pestañas increíbles: un pequeño consejo para obtener unas pestañas largas y sanas es aplicar el aceite de argán con un bastoncillo al ras de nuestras pestañas antes de ir a la cama. Si somos constantes en poco tiempo veremos los efectos de este sencillo gesto.

Cuidados para el Pelo

Nuestro cabello es una de las partes del cuerpo que más rápidamente evidencian los daños provocados por agentes externos  y efectos nocivos a los que está sometido diariamente como son temperaturas extremas, polución, contaminación, productos nocivos entre otros.

El aceite de argán nos ayudará a devolver a nuestra melena ese aspecto saludable y brillante que tanto buscamos, fortaleciendo el interior del pelo  desde la raíz a las puntas.

Gracias a su versatilidad, podemos utilizar el aceite de argán de diversas maneras sobre el cabello, garantizando un cuidado e hidratación en profundidad.

¿Cómo identificar aceite de argán puro?

El aceite de argán puro se obtiene directamente de los frutos del arbol de argán, originario de la zona suroeste de marruecos.

Sus semillas son extraídas y prensadas en frío para no alterar sus componentes y que sus propiedades queden intactas.

Posee gran cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A lo que le aporta propiedades regenerativas de la piel convirtiéndolo así en un «anti-age natural».

Su alto contenido en ácidos grasos esenciales (linoleyco …) aportan una profunda hidratación de la capas más internas de la piel  y la protegen de agresiones externas.

Como hemos apuntado anteriormente, es recomendable el uso de aceite de argán puro garantizando así que podamos disfrutar de todas sus bondades.

Para determinar si el aceite de argán conserva realmente su pureza, debemos tener en cuenta diversos aspectos:

  • Color: el aceite de argán puro tiene un color amarillo cristalino o dorado, limpio y sin ninguna impureza. Si presenta un color amarillo claro puede ser un indicio que ha pasado por un proceso de refinado o, si por el contrario su color es más oscuro, evidencia que se ha obtenido a altas temperatura, pudiendo alterar sus propiedades.
  • Olor: el aroma que desprende el aceite de argán puro es muy sutil, casi indetectable, asegurando que ha sido producido directamente de sus semillas a través de prensado en frío.
  • Textura: el aceite de argán presenta una textura fluida al tacto y un aspecto ligeramente denso en su conjunto. Cuando entra en contacto con la piel es ligero y se absorbe rápidamente sin dejar sensación grasa a diferencia de otros aceites.

Estos aspectos pueden ser de gran ayuda a la hora de escoger un producto de calidad que nos garantice su pureza, pudiendo aplicar el producto directamente sobre la piel para comprobar que realmente se cumpla con las características que se pretenden vender y así realizar una compra exitosa.